Reglas de programas especiales

Se sabe que las cajas registradoras bajas y grandes no difieren solo en tamaño. ¿Para quiénes son estos datos los montos fiscales pequeños y para quiénes son estos? ¿En qué son diferentes?

Se sabe que en las cosas más bajas, desafortunadamente, hay algún software especializado, por lo que en comparación con las cajas registradoras reales, por ejemplo, las de computadora, las cantidades fiscales pequeñas son menos funcionales. Desafortunadamente, son capaces de acomodar muchas formas de ofertas. Así es como están diseñados para hombres cuyas ofertas de materiales y servicios no son muy diversas y el contenido de los recibos a menudo se repite. Sí, la primera respuesta es la memoria del plato.Por otro lado, los montos fiscales pequeños no tienen mucho espacio, algunos son tan bajos que están contenidos en una bolsa o bolso. Se crea con su destino. A menudo se recomiendan para libros en locales o en fábricas donde el área utilizable es pequeña. Para comprar, por ejemplo, cajas registradoras de computadora, nos gustaría tener un lugar necesario para ellas. Se producen a partir de una computadora, un monitor y una impresora fiscal. Sí, supongo que no puedes ponerlos en ningún lado.Las cajas registradoras más jóvenes, es decir, las portátiles, son baterías muy duraderas, por lo que puede producirlas durante muchas horas sin electricidad. También más graves a menudo requieren conexión permanente al contacto. Además, son mucho más grandes y moverlos del medio ambiente al medio ambiente puede causar muchos problemas. Sí, esta renovación frecuente puede causar un problema. Los inferiores aún están por reorganizar.A pesar de las muchas ventajas de los montos fiscales pequeños, en términos de funcionalidad no pueden, sin embargo, ser igualados por los más amplios. No constituyen funciones adicionales, como la posibilidad de corregir el recibo antes de imprimirlo o una impresión directa de una factura con IVA. En la página siguiente, se mezcla menos funcionalidad con un soporte más natural. Se sabe que los valores más buenos son los botones que deben dominarse para usar bien estas funciones. Aprender a hacer tal trabajo lleva mucho tiempo. Además, requieren un software especializado que está libre de costos especiales. Es por eso que la selección del aparato correcto está relacionada con las necesidades del empresario.